Joan Canals

¡Hola! Soy Joan Canals

Joan Canals

Cultivando Conciencia.

¡Hola amigo/a, te doy una cálida bienvenida! Nuestro encuentro ahora marca una diferencia.

No sólo este encuentro es un razonamiento en el cual tú visualizas, escuchas, o lees unas palabras, sino que tu presencia y mi presencia aquí y ahora realmente se fusionan y crean un espacio energético que ayuda a anclar Conciencia y Luz en este lugar.

Guardianes:

Vamos a imaginarnos ahora que tú y yo somos unos guardianes. Nosotros dos somos unos guardianes que podemos abrir una puerta que surge en frente y que esta nos lleva hacia la Luz de la Conciencia. Entonces, al abrirla creamos un Espacio y un Tiempo Nuevo.

De seguro sabes que estamos viviendo en un mundo de conflictos, con problemas medioambientales, con guerras, con sufrimiento, en donde hay mucha competitividad y hambre, etc. Así, indudablemente, querrás que este viejo mundo vaya gradualmente llegando a su fin. Que las viejas estructuras de poder y la consciencia basada en el ego, vayan perdiendo su fuerza y vayan hundiéndose gradualmente al fondo del océano.

Ahora, visualicemos y formemos la imagen de que al traspasar esta puerta hay una nueva sociedad, un nuevo estado del ser que está emergiendo, el cual está basado en el amor y en los valores del corazón. Donde todos nosotros somos en gran medida una parte de esta transformación.

Bien, ¡Por mi parte esto ya es un hecho, esto ya es una realidad!

A veces, no nos damos cuenta suficientemente cuán estrechamente estamos asociados con este proceso de transformación. Además, nuestra contribución es diferente de lo que nosotros con frecuencia pensamos que es. Durante esta transición de lo viejo a lo nuevo, somos nosotros mismos  y nuestra propia energía corporal la que va cambiando.

Nosotros, además del cuerpo físico en el que habitamos, también somos una compilación de energía, una energía parcialmente perceptible y parcialmente imperceptible.

Todos nosotros somos fuentes andantes de energía:

Cada uno de nosotros irradiamos individualmente una cierta vibración, un campo de energía, el cual tiene su efecto en el medioambiente, a menudo sin que nosotros seamos conscientes de ello. Es esta radiación o campo de energía el factor determinante en todo lo que sucede a nuestro alrededor, en todas las cosas que nosotros atraemos a nuestra vida.

También podemos llamarlo “un estado del ser”. Es este mismo estado del ser el que permite que haya lugar los cambios en la Tierra. Porque si muchos grupos de individuos cambian o refinan sus campos de energía, esto atraerá otra realidad energética a la Tierra. Esta es la transición global que está ocurriendo ahora y que comienza directamente en cada persona como individuo.

Por supuesto, hay muchos reinos alrededor de la Tierra  – los reinos astrales y espirituales – que están dispuestos a ayudar a realizar esta transformación, esta Iluminación. Pero nosotros podemos ser los guardianes. Nosotros somos aquellos en la Tierra que si queremos abrimos la puerta a la Luz. Si esta puerta no se abre, la Luz no puede ser incorporada a la Tierra. Por lo tanto, es muy importante el que creamos en nosotros mismos, el saber y sentir por dentro que nosotros estamos haciendo exactamente este trabajo aquí en la Tierra.

Todos nosotros estamos laborando en el nivel interior para originar esta transformación espiritual en nuestro ser. Verdaderamente puedes sentir que tú viniste a hacer una labor interior, el de elevar tu vibración en el mundo, aunque no siempre obres de acuerdo con ello, o que incluso te resistas a tus más puras intenciones.

Nosotros podemos hacernos Labradores de la Luz, podemos ser los pioneros de este Nuevo Espacio-Tiempo, a lo que algunos llaman Nueva Era. Desde el amor y la armonía, nosotros daremos nacimiento a lo Nuevo en nuestro propio corazón. De este modo, haciendo el cultivo interior, nosotros atraeremos una realidad material que es mucho más hermosa y prudente que lo que ha sido por muchas épocas.

Nuestro Estado de Ser:

La cuestión no es tanto lo que nosotros hacemos en nuestra vida diaria o qué profesión tenemos. Si soy un carpintero o un ama de casa, un terapeuta o un profesor, no es lo que importa. Lo que realmente es importante es nuestro “estado del ser”,  la energía que emitimos, la energía que somos. No es lo que hacemos, sino lo que “somos”, ésa es la fuente de transformación.

Ahora, me gustaría pedirte que sientas la energía aquí en este lugar por un momento, que sientan la energía colectiva entre tú y yo, la de nosotros juntas. Yo ahora puedo estar aquí a través de este medio. Es cuando tú me aceptas en tú corazón que mi energía puede fluir dentro y fuera de este espacio. Cada vez que tú abres tu corazón, entonces tú y yo abrimos esa puerta ¿imaginaria? y dejamos que la Luz brille. Entonces la Tierra está cambiando, y desde las cenizas de los viejos tiempos un nuevo mundo surgirá.

Quisiera decir algo más sobre cómo se asienta este Nuevo Espacio-Tiempo. Es cultivando y sanando el cuerpo emocional. Si nosotros laboramos en el refinamiento de nuestro cuerpo emocional, y examinamos los signos internos, entonces estaremos haciendo un proceso de incorporación: al tomar responsabilidad por las emociones que sentimos, examinándolas y yendo atrás hacia sus orígenes.

La Búsqueda es hacia Dentro de Nosotros:

En este proceso de incorporación, no vamos en busca de las causas de nuestros problemas en el mundo externo, sino que las buscamos dentro de nosotros mismos. De este modo, nos hacemos responsables de todo lo que existe dentro de nosotros, y nos volvemos conscientes de las emociones bloqueadas y las transformamos. Ésta es la verdadera cuestión sobre la que tenemos que estar laborando ahora.

Entonces ocurre una gran transformación en nuestro cuerpo emocional. Este cuerpo emocional, es muy sensible al miedo, a la ira, a la agresión, y a todas las emociones fuertes que fácilmente nos sacan de nuestro centro.

En este nuevo Espacio-Tiempo el cuerpo emocional se serenará. Nosotros viviremos de un modo mucho más intuitivo de lo que estamos habituados, y nuestro entorno también obrará de acuerdo con este modo de vivir intuitivo. Tendremos paz y tranquilidad en nuestros corazones.

Ahora, ¿sientes tú cuánto estás deseando esto? Yo siento y veo a muchos de nosotros que estamos anhelando un estado de consciencia en el cual la energía entre nosotros y los demás corre libremente. Con lo cual, nosotros podemos mostrar nuestro amor abiertamente, y también confiar en la inocuidad del mundo y de la gente que nos rodea. Un estado de consciencia en el cual nosotros sabemos que todo está bien, y que podemos ser quienes verdaderamente somos.

Esta sensación de libertad y seguridad es la que nosotros añoramos. Y esta energía está completamente disponible para nosotros. Pero nosotros somos quienes tenemos que abrir la puerta para aceptar esa energía sublime dentro de nuestra alma.

Pide Ayuda para este Nuevo Nacimiento:

Hay muchos otros seres que están precisamente a nuestro lado para ayudarnos y apoyarnos. Yo te pido, aquí y ahora, que sientas la energía, nuestra energía y la de otros que está disponible a todos los valientes aventureros. Así que, estate realmente atareado en este nuevo nacimiento. Siente el silencio en tu corazón, siente el espacio interior que te permite liberar las viejas energías y haz lugar para lo nuevo. Y la libertad por la cual todos nosotros estamos implorando ya está cada vez más cerca.

Pero recuerda, justo antes de que llegue lo nuevo, siempre hay una etapa difícil: es la batalla de muerte de lo viejo. Justo antes del amanecer está la hora más oscura, cuando todos los viejos temores vienen a la superficie, toda la aflicción e ira que hemos acumulado durante nuestra vida y las muchas vidas anteriores, cuando hubo oscuridad en la Tierra. Todo esto viene a la superficie para ser integrado. No hay que dejarse engañar por las apariencias. Es un buen signo, un signo de progreso, cuando todas estas energías negativas entran a la consciencia. Esto significa que estamos lo suficientemente fuertes como para pasar la prueba.

Nosotros estamos laborando en la culminación de un ciclo de vidas que ha estado dominado por una batalla interna entre la luz y la oscuridad, entre el conocimiento de uno mismo y las ilusiones de poder, de miedo y de ignorancia. Entonces, se hace imperativa una demanda a todos los guardianes, aventureros y labradores, de que miremos en las profundidades de nuestra alma y que encontremos ahí la luz, a esa llama de luz sublime.

3 comentarios en “Joan Canals”

  1. Joan,
    Te felicito por el escrito.
    Estoy de lleno en ello también y has sabido expresarlo en tu escrito con una claridad sublime.
    A seguir trabajando en esa batalla interna entre la luz y la oscuridad hacia la plenitud del SER.

    • Gracias Jovita por tu comentario. Una abrazo de corazón, pues la batalla es de reconciliación.

  2. T’abraço i t’estimo eternament… El meu guardià preferit… Salut rei per a tú i als que t’acompanyen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.